Turismo:

VALONIA, UN JARDÍN ROMÁNTICO Y DE ENSUEÑO






Paola SANDOVAL, Corresponsal en Europa




VALONIA, Bélgica (EUROLATINNEWS) - La llamada «tierra romance»,Valonia (Wallonie en francés) , es desde 1886 la base de las reivindicaciones del movimiento valón fundado sobre los ideales de la tradición política francesa y concretizado en 1970 como la región lingüística francófona de Bélgica. Su mayor fascinación habita en la cantidad de jardines y castillos que posee y la convierte en la región belga más ensoñadora. Un paseo por el tiempo digno de películas encantadas.

El parque de Château d’Attre, uno de los mayores patrimonios de Valonia, en la provincia de Hainaut, ofrece un bello testimonio del arte de las fábricas en la primera mitad del siglo XIX: chalet suizo, Casa de Baños ... y también una curiosidad de fabricación humana, una roca artificial construida en forma de ruinas, cuyo jardín regular acoge a los visitantes en la fachada del castillo de estilo Luis XV.

Un lugar idílico para visitar en familia. Posee amplias calles bordeadas con muchos jardines de grava. Los amantes de la jardinería se embelesan tanto con los parques y los jardines del bosque, así como algunos monumentos como el palomar decimoséptimo siglo o Vignou, que habría servido para perseguir al bandolero Tour "Vignou".




La roca, definitivamente, vale la pena una visita.

Construida en 1788, esta cueva artificial de 33 metros, estilo pre-romántico, sirvió como observatorio para la caza de conejos, celebrada en honor de la llegada, una vez al año, de la archiduquesa Marie-Christine y su marido, el duque de Sajonia-Teschen. Un jardín excepcional en medio de la magnífica belleza natural son sus atractivos, como la roca artificial, construida en forma de ruinas, expresión concreta del romanticismo del siglo XVIII. Estamos en el clímax de ese periodo. Todo parece haber viajado en el tiempo sin un rasguño, para que el visitante lo descubra.

En Ecaussinnes-Lalaing se ubica el Jardin Potager de Château d’Ecaussinnes-Lalaing, que es conocido por ser un refugio adentrado en la naturaleza, encaramado en una roca escarpada que domina el valle del Seneffe, prosperó durante varios siglos, lejos de las celosas paredes que lo custodian y le dan un microclima. Creado en 1720 por Félicien Antoine van der Burch, abandonado después de la venta del castillo en 1854, luego reconstruida por el conde Adrien van der Burch en 1930, este jardín, monumento es hoy objeto de un proyecto de restauración, aunque continúa accesible.




En la provincia Domaine de Freyr se halla un jardín clásico en un entorno romántico. Los jardines en terrazas, en el estilo de Le Nôtre, contrastan con el carácter indomable de la naturaleza que rodea el lugar.

El susurro de las fuentes tricentenarias en alineación y tono naranja marcan el paisaje tallado de encaje marcado de rocas circundantes. En la terraza superior, a 6 km, las pérgolas se vislumbran en forma de laberintos.

Para transportarse en solitario o acompañado de la familia e incluso de tus mascotas, los amantes de la naturaleza agradecen la riqueza de este lugar histórico.

Estos jardines del siglo 18 se abren al valle del Mosa que le da al sitio un carácter excepcional. El visitante se queda sin palabras al sumergirse de nuevo en este mundo de la vegetación, el silencio y la vida, sin poder evitar ser seducido por la historia que habla de las antiguas murallas del castillo y de las impresionantes vistas del valle del Mosa.

Avanzando hacia las afueras de Bruselas, se encuentra la Hupe, se descubre un universo en sí mismo con el Domaine regional Solvay - Château de La Hulpe. El parque abre sus prados, bosques, árboles nobles, ... más de 450 especies de plantas silvestres se enumeran en el sitio. Es la visita favorita del público joven al hallarse no lejos de la capital.

Posee un gran estanque con patos, amplios pasillos, espacios abiertos y en este mismo encantador lugar se pueden hacer picnics.

Edificado en el siglo XIX en una parte del bosque de Soignes, la propiedad fue adquirida por el famoso industrial Ernest Solvay en 1893 que lo legó en 1968 al Estado belga de la mano de su pequeño hijo Ernest-John Solvay. La riqueza del parque da lugar a numerosos estudios por científicos del Jardín Botánico Nacional de Bélgica, el Real Instituto de Ciencias Naturales de Bélgica, la Unidad de Ecología y Biogeografía de la UCL ...un tesoro de la naturaleza.

Hay que ver, la catedral, el mirador, las azaleas, los valles del bosque, estanques, Jardín Francés, árboles de gran belleza y diversidad de vida silvestre. La persona se queda muda ante tanta belleza.

Uno de los parques más bellos de Valonia es sin duda el Parc de Mariemont, ubicado en el corazón de la Región Central en Morlanwelz, el parque ofrece una bocanada de clorofila para los muchos caminantes.

El sitio representa la tercera más grande colección botánica de Valonia, con alrededor de 2000 diferentes especies. Presenta caminos serpenteantes, ruinas de castillos, un museo único.

Es un remanso de paz. Este parque debe su origen a Nicolas Warocqué fundador de una famosa dinastía de industriales. En 1829 compró una parte del bosque Mariemont para construir un castillo y un parque con una superficie de unas veintisiete acres.

El núcleo fue diseñado en 1832 por Charles-Henri Petersen sobre el modelo de jardines ingleses de la época, donde la alternancia sutil de césped, estanques y camas con dosel, caminos sinuosos recorridos, buscan evocar los sitios de bosques naturales.

El Parc Mariemont es una de las más bellas zonas verdes de Bélgica. Totalmente vallado, abarca una superficie de aproximadamente 45 hectáreas, lo que hay que añadir que el camino de acceso, llamada "drève Mariemont," y huertos contiguos a una profundidad de 35 m a cada lado.

En el cruce de arte, estilos y periodos se impone el parque y jardines del Château de Seneffe: rodeado de una zona ajardinada de 22 hectáreas con un jardín francés, un estanque, una isla, un invernadero, y muchas otras cosas para descubrir la zona del castillo de Seneffe quedan cortas pues no se limita a su dimensión histórico o arquitectónico indiscutible. Se pretende que sea un lugar de encuentro para todas las expresiones artísticas, todas las vistas, a través de todos los estilos y todas las edades.




El Château de Seneffe tiene como objetivo desarrollar las más diversas manifestaciones. Los amantes de la jardinería van a adorar el plus de que esta área se compone de un castillo estilo neoclásico construido en el siglo XVIII que alberga la mejor colección de joyas de Bélgica, un teatro, un invernadero, un aviario y un parque Inglés de 22 hectáreas con un jardín francés, un estanque y una isla conectada a la costa por un puente muy romántico.

Un jardín deslumbrante, para cortar el respiro. Un parque rítmico con diversos puntos de interés, en un sitio dinámico que ofrece una gran cantidad de espacio para organizar eventos diversos. Un retorno impagable a la inocencia, a ese edén perdido, que sólo un país como Bélgica, reconocido por su verdor, puede ofrecer a sus visitantes.

Descubriendo ese paraíso es fácil sumergirse en el verso. Un viaje imperdible.

Mayores informaciones: Oficina de Turismo http://www.belgica-turismo.es/accueil/es/index.html

EUROLATINNEWS
Copyright:
Este artículo y su contenido no puede ser utilizado sin el consentimiento de EUROLATINNEWS
 
F A C E B O O K
T W I T T E R
CP Producciones TV
Contactos.
Phone: +46 70 244 05 23
Email: info@eurolatinnews.com
Email Director: enrique.guzman@eurolatinnews.com
Email Editor: carlos.palestro@eurolatinnews.com Online contact form »