LIteratura:



LITERATURA EN TIEMPOS DE PANDEMIA



Por Enrique Guzmán de Acevedo





VALPARAISO (CHILE) - La literatura mundial no escapó de las nefastas consecuencias comerciales del Coronavirus, pero la inspiración de poetas y narradores quedó intacta, más bien, se ha visto vigorizada bajo el dramático manto de ciencia-ficción que envolvió al mundo tratando de escapar de los tentáculos invisibles de la pandemia más aterradora de nuestro siglo.

Escritores y poetas siempre han sido testigos privilegiados de su mundo presente, dejando estampadas en múltiples libros, documentos y testimonios fílmicos sus propias experiencias o la visión global de lo vivido, sobretodo cuando la realidad supera a la ficción, como ocurre hoy con los ecos Inagotables de estos tiempos de escalofrío humano, con olor a muerte.

Incluso, varios de ellos, se adelantaron a los tiempos y escribieron sobre los embates de endemias, epidemias y otras catástrofes, como la escritora científica norteamericana Laurie Garrett, considerada como “profeta” de la actual pandemia, porque vio venir las consecuencias de mortales virus en sus libros (“The Coming Plague” 1993), conferencias y artículos (“Ted Talk”), en los que se había adelantado sobre el impacto del VIH y sobre la propagación global de patógenos más contagiosos, como este nuevo virus que atormenta el mundo.

Hoy, según The New York Times, ella misma pronostica en su bola de cristal una “nueva normalidad” mundial, “años de muertes” y “furia colectiva”, temas que abordará en sus próximas obras.

Otros autores escribieron el guion de una película coreana del 2013, simplemente titulada “Virus”, que está en la cartelera de Netflix, en la que expertos rastrean el origen de un virus de rápida propagación. Poco antes, en 2011, fue estrenada en la pantalla grande la película "Contagion", también surgida del pensamiento e inspiracion de un escritor, relatando como una joven norteamericana adquiere un virus mortal cuando estaba en un casino de Hong Kong y que al regresar a Estados Unidos muere en su casa de Minnesota, tras una persistente tos seca, una fiebre intensa y una incontrolable insuficiencia respiratoria.

La trama se desarrolla en como el virus se propaga por el mundo, mientras los cientificos luchan por encontrar una vacuna. Ella se contagio al saludar de mano a un hombre que habia tocado un cerdo, que a su vez habia sido contagiado por un...murciélago.

Cualquier similitud con nuestra realidad...parece ser una pura casualidad. Científicos de alto nivel también alertaron en libros y documentos, publicados desde 2013, sobre los peligros y graves consecuencias de estos virus, pero los gobernantes del mundo hicieron caso omiso, incluso ignoraron las advertencias más recientes de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).

Haciéndose eco de estos pronósticos, el escritor uruguayo Washington Abdala publicó en 2019 “El Homus Idiotus” (Editorial Aguilar), y muchos críticos ya han dicho que hoy “sus hipótesis se cumplen trágicamente”, ante la prolongada inacción de algunos gobiernos incrédulos, que actuaron tardíamente ante el peligro, entre los cuales Estados Unidos, Brasil y México, que hoy tienen las más altas cifras de contaminación de las Américas.

Y si volvemos atrás en la filmación de nuestra vida, nos encontramos con otros importantes libros sobre el tema, ya sea en el aspecto médico-social de las pandemias, como “La Peste”, de Albert Camus, o en el aspecto socio-económico como ocurre con la novela de George Orwell “1984”, llevada también al cine y al teatro. Escrita en 1949, el autor inglés ya imaginaba 35 años antes de ese 1984 nuestro futuro de técnicas modernas de vigilancia, con cámaras vigilando minuto a minuto a pobladores empobrecidos y atemorizados por el poder de los violentos o por el poder político-económico dominante en medio de ciudades fantasmas, con calles vacías y desencantadas. Cualquier similitud con las calles del mundo de hoy abandonadas por temor a contagios, es otra pura y simple...casualidad.

Y no lejano al drama socio-económico de una época no menos dramática, Gabriel García Márquez escribió la novela “El amor en tiempos del cólera”, otra epidemia de raíces históricas -ya mencionada en textos de Hippocrates (460-377 a.C.)- que aún en nuestra actualidad provoca más de 20.000 muertes por año, según cifras de la OMS. Esta epidemia atacó por primera vez a Colombia en 1991 y el libro de García Márquez fue publicado en 2014.

Lo vivido en la pandemia que hoy nos toca sufrir, que expandió la muerte en todos los países del mundo, arrinconando a los ciudadanos en una estricta cuarentena en ciudades fantasmas, pero vigiladas día y noche por cámaras policiales, nos permite recordar también la “La vida es sueño”, de Calderón de la Barca, que en 1635 - cuando estrenó su más famosa obra de teatro- consideraba que vivir es solo un sueño...como muchos hemos podido pensar hoy en medio de la...pesadilla vivida en un escenario de ciencia-ficción. Las pesadillas son hijas de los sueños.

Esta pandemia ha hecho aflorar la realidad más cruda del mundo socio-económico actual y, dada la gravedad de la situación, muchos intelectuales y personajes de la vida artística han lanzado voces de alerta sobre el “nuevo mundo”, sobre la nueva realidad que debemos afrontar, con mayor solidaridad, justicia y equilibrio social, dejando archivada en el pasado la codicia sin limites, el consumismo extremo y el afán de lucro, donde los gobiernos pusieron la ciencia a trabajar en beneficio del lucro y la tecnología a fomentar la productividad.



El laureado cineasta español Pedro Almodóvar, la cantante norteamericana Madonna, la actriz francesa Juliette Binoche , el físico y filósofo también francés Aurélien Barrau, y otros 200 artistas y científicos internacionales unieron sus voces para pedir al mundo que esta pandemia “sirva para impulsar un cambio profundo en la sociedad”, en un mensaje común difundido por los principales diarios franceses y españoles.

Subrayan la gravedad de la tragedia del coronavirus, pero destacan “la virtud” que la pandemia tiene de “invitarnos a afrontar cuestiones esenciales” para “reinventar” nuestra modo de vida y de consumo, para corregir errores.

“Los ajustes no van a ser suficientes. El problema es sistémico”, pues el “consumismo nos ha conducido a negar el valor de la vida en sí misma: la vida de las plantas, la de los animales y la de una gran cantidad de personas”, indica el mensaje.

“La contaminación , el calentamiento global y la destrucción de los espacios naturales conducen al mundo a un punto de ruptura”, subraya el texto firmado también por los actores españoles Penélope Cruz, Carmen Maura y Javier Bardem, el norteamericano Joaquin Phoenix y los argentinos Cecilia Roth y Ricardo Darín, la actriz italiana Mónica Bellucci, la australiana Cate Blanchett y los norteamericanos Jane Fonda, Robert de Niro y Barbra Streisand, entre muchos otros astros y estrellas del celuloide.

Para ellos, se trata de una cuestión de supervivencia, dignidad y coherencia, porque, subrayan enfáticamente, que es “impensable volver a la normalidad”. Por esto y por mucho más, piden públicamente a dirigentes y ciudadanos del mundo que abandonen la lógica equivocada e insostenible que aún prevalece, para trabajar en “una refundación profunda de los objetivos, los valores y las economías” con el fin de lograr un equilibrio social más justo.

La globalización, que para muchos gobernantes y empresarios era la panacea para “curar” las enfermedades socio-económicas del mundo, nos atrapó más que nunca en sus garras del placer y de la angustia. Y nos acerco al futuro. El placer de compartir una cultura global, conocer el mundo mejor que antes y aspirar a una mejor calidad de vida, aunque sin dejar de luchar contra la eternas injusticias. La angustia, hoy la quiero resumir en una pandemia que acorraló al mundo en sus miserias, desigualdades, abusos, debilidades, poderes enfermizos, pesares e incertidumbres.

La vida contemporánea nunca vivió castigo igual. Nos tocó sufrir el castigo de una muy nefasta pandemia que arrebata la vida en el mundo entero, como una novela de ciencia-ficción o como una película de terror en pleno desarrollo, con un fin abierto, en suspenso, sin un previsible epílogo, dejando sangre, sudor y muerte en su camino de recesión, deudas, desempleo, salarios miserables, carestía y con el drama humano del hambre para los más desprotegidos de muchos países que tienen más tiempo para sufrir que vida para vivir.

La muerte llega solo una vez, pero en esta vida que nos toca vivir, el hombre la siente cerca muchas veces, como en medio de esta lúgubre pandemia que ensombreció mas aún nuestro mundo de injusticias y desequilibrios.

(Texto publicado en la 8a.edición de la Huella Literaria, Suplemento oficial del Círculo de Escritores de la V Region-Valparaiso, Chile).









EUROLATINNEWS Copyright:
Estos artículos y su contenidos no puede ser utilizado sin el consentimiento de EUROLATINNEWS

 
F A C E B O O K
T W I T T E R
CP Producciones TV
Contactos.
Phone: +46 70 244 05 23
Email: redaccion@eurolatinnews.com
Email Director: enrique.guzman@eurolatinnews.com
Email Editor: carlosp@eurolatinnews.com