Sin Tapujo:

UN HUMILLADO PIÑERA PROMULGA LEY DE LA DISCORDIA...







Enrique Guzmán de Acevedo





SANTIAGO DE CHILE (EUROLATINNEWS) -Humillado por sus propios compañeros de lucha política, que se dividieron para apoyar un proyecto de ley gestado por la oposición, el presidente Sebastian Piñera promulgó la ley de la discordia, pero sin reconocer su rotunda derrota en el Parlamento, que decidió escuchar la voz del pueblo en lugar de ceder a las presiones de la derecha gubernamental más recalcitrante.

Esta ley, que permite hacer una gran modificación en el nefasto Sistema de Pensiones creado hace 40 años por la Dictadura Militar de Augusto Pinochet (1973-90), fue aprobada por una gran mayoría de votos en el Senado y en la Cámara de Diputados, permitiendo a cada ciudadano retirar el 10% de sus ahorros obligatorios en las empresas privadas que controlan sus fondos y que hasta hoy se transforman en pauperrimas jubilaciones.

En un hecho sin precedentes en nuestro siglo, el Congreso Nacional -en el que Pinochet fue “Senador Vitalicio” hasta que se cansó, tras ser expulsado del poder por un voto popular que dijo ¡NO¡ a su dictadura- escuchó como nunca la desesperada voz de un pueblo con hambre, empobrecido, endeudado, sin futuro, para hacer frente a una “campaña del terror” de la derecha, amenazando a sus propios partidarios de no asociarse a la izquierda y seguir las orientaciones presidenciales.

Incluso, tres parlamentarios opositores recibieron amenazas de muerte, entre ellos el autor del polémico proyecto de ley rechazado por la presidencia, Jaime Mulet, que recibió amenazas de Patria y Libertad, una desaparecida organización Pinochetista ultraderechista, que antaño se lució perpetrando atentados terroristas durante el derrocado gobierno socialista de Salvador Allende (1970-11 septiembre 1973).

Esta accidental y esporádica unión derecha-izquierda, surgió en medio de incesantes turbulencias políticas y socio-económicas en un país cansado de promesas frágiles y lentas de concretar. Diputados y Senadores de derecha e izquierda, como en sus mejores tiempos de campañas políticas pre-electorales escucharon la dramática voz del pueblo, abogando por sus derechos tanto en sus cómodos curules del Congreso como ante los micrófonos de los canales de televisión, radios, paginas de diarios, revistas y redes sociales.

Era como vivir un sueño. Pero era pura realidad.

Si en esta ocasión se jugaron por el pueblo en sus votos en arduas sesiones parlamentaria...nunca dejaron de pensar en los votos electorales de un futuro próximo. Ellos dependen del pueblo que los elige, pero el pueblo nunca como ahora puso tantas esperanzas en el poder político para elegir su destino y paliar su angustia de vida.

Era como una película creada por George Orwell, el de los vaticinios futuristas en su libro 1984 (publicado en 1949) que se adelantó a su tiempo: ...“quien controla el pasado controla el futuro”. Quizás los parlamentarios chilenos pensaban en esta frase, una de las tantas afirmaciones libertarias y futuristas del escritor británico, cuya obra volvió a ganar protagonismo a raíz de la pandemia que azota al mundo con sus amenazas de muerte.

“Para controlar un pueblo -según Orwell- hay que conocer su miedo y es evidente que el primer miedo de cada individuo es estar en peligro...”, y el pueblo de Chile gritó hacia la Presidencia y hacia el Parlamento su miedo al peligro del hambre, del frío, a la enfermedad, a la desesperación...

Pero su grito fue escuchado de diferente manera. Diputados y Senadores, Alcaldes y Gobernadores regionales exigieron al gobierno actuar con rapidez, pero al final de cuentas fue más rápida la acción parlamentaria que le restó poder y eficacia a la acción presidencial, a pesar de todos sus esfuerzos.

Agobiado, presionado, acorralado por críticas a diestra y siniestra, Piñera se vio obligado a promulgar la ley aprobada en el Congreso, sin acudir al Tribunal Constitucional ni al veto presidencial - como lo ha hecho en diversas ocasiones menos trascendentales- pero sin reconocer su derrota política.

“No siento que uno experimenta una derrota cuando lucha con convicción y firmeza por lo que cree que es mejor para Chile. Vivimos en democracia y no siempre lo que uno cree que es mejor para el país es lo que se aprueba en el Congreso”, dijo.

Convencido de que su acción ayudará al pueblo de una manera diferente a la que eligió el Congreso, subrayó la convicción “muy clara” de su Gobierno para “proteger mejor a nuestra (empobrecida) clase media, que lo está pasando muy mal y que necesita ayuda”, mejorar las (paupérrimas) pensiones, hacer una reforma estructural de fondo a nuestro sistema de pensiones, “recuperar y poner en marcha nuestra sociedad y nuestra economía“.

“Gobernar, nunca ha sido fácil y a nosotros nos han tocado tiempos muy difíciles: el estallido social (del 18 de octubre 2019), la pandemia, la recesión mundial...”, añadió antes de asegurar que buscará “todos los medios para poder superar los tiempos de adversidad”.

Es una incógnita como lo hará en medio de una pandemia que no da respiro, en medio de una recesión que ya está en curso y a escasos tres meses del aniversario del estallido social de octubre 2019 y del plebiscito previsto para el 25 de octubre 2020...destinado a reemplazar la Constitución de 1980, ilegítima y antidemocrática en su contenido, cuya validez no fue puesta en duda por el plebiscito que la aprobó, sin garantía popular, en plena dictadura militar.

Esa Constitución avala un sistema presidencialista con...presidentes minoritarios y con minoría parlamentaria...que enciende las agrias pugnas entre Presidencia y Congreso, como ha ocurrido hasta hoy desde el fin de la dictadura.





EUROLATINNEWS Copyright:
Estos artículos y su contenidos no puede ser utilizado sin el consentimiento de EUROLATINNEWS

 
F A C E B O O K
T W I T T E R
CP Producciones TV
Contactos.
Phone: +46 70 244 05 23
Email: redaccion@eurolatinnews.com
Email Director: enrique.guzman@eurolatinnews.com
Email Editor: carlosp@eurolatinnews.com