Mundial de Fútbol:

URUGUAY, UN GIGANTE HERIDO






Nicolás VERGARA




FORTALEZA, Brasil (EUROLATINNEWS) - Uruguay, que debutó en el Mundial de Brasil con una sorpresiva derrota ante Costa Rica (1-3), es la selección con más títulos oficiales en su poder: 2 Copas del Mundo, 2 Campeonatos Olímpicos, 15 Copas América, 8 Copas Libertadores y 6 Copas Intercontinentales.

   La relación de Uruguay con el fútbol es única, el ratio copas por habitantes debe  ser el mayor del mundo, tan solo comparable al de los All Blacks de Nueva Zelanda en el rugby, deporte menos difundido y más joven que el fútbol a nivel de torneos oficiales, lo que lo hace distinto al caso uruguayo.




La mayor de sus hazañas: el "Maracanazo" de 1950.

   Pero, ¿porqué se da esto en Uruguay y no en otros lugares en el mundo?

   ¿Porqué un país con sólo 3 millones de habitantes puede tanto?

  ¿Porque el país con la segunda liga más pobre de Sudamérica después de la boliviana tiene tal éxito?

   ¿De dónde proviene la famosa garra charrúa?




 Imagen clásica, niños jugando fútbol a la hora que sea.

   No hay una respuesta a estas interrogantes, sino varias, pero todas convergen en lo mismo. Para empezar, el barrio. Algo tan sudamericano y que no se da en otras partes del mundo. La tierra y la calle en una comunión perfecta con los niños, creando una impronta natural hacia este deporte.

Es una escuela única e irrepetible en otras latitudes, por eso es  sumamente común ver a niños en Montevideo y en otros rincones del país en la calle jugando fútbol 5 o pateando la pelota a la pared y cuando digo niños, me refiero a chicos que no superan los 7 años de edad. El deporte en su estado natural y más puro, el auténtico potrero.




 El querido potrero.

   Esta escuela y pureza claramente va ligada con la garra charrúa, que al final no es más que el fuego sagrado que se lleva dentro de uno,  el amor infinito que sienten por lo que hacen, no es perder contra el rival, sino perder contra uno mismo. Es un respeto y veneración hacia esta disciplina que acompaña toda la vida al pueblo uruguayo.

   Recuerdo una vez, charlando con una uruguaya le pregunte por el fútbol a lo que ella me contestó que no le gustaba tanto. Sin embargo, tiempo después se delató contándome del relato de Carlos Muñoz en la definición a penales de Nacional, campeón del mundo en 1988. No lo podía creer, así y todo me afirmaba que no era fanática, me sentí poca cosa en un principio y luego me conmovió.

Son esos detalles pequeños los que hacen la diferencia, como cuando otro Uruguayo me contaba que en el colegio, cuando niños, al pasar a la pizarra a resolver una suma y acertar el profesor de matemáticas lo felicitaba con un “Que golazo”. Todas sus analogías están relacionadas con este deporte, simplemente porque son las más fáciles de entender, todos las entienden. Es parte de su idiosincracia.




 Alcides Ghiggia. “Solo tres personas silenciaron el Maracaná, El Papa, Frank Sinatra y yo…” 

   Ya crecidos, y a nivel de clubes y selecciones, todo lo que los rodea es gloria. Desde las 5 y 3 libertadores de Peñarol y Nacional hasta dar el salto a la selección. Porque en ese país pequeño todos se conocen y al ser seleccionado tienes que compartir en un complejo donde están rodeados de copas e historia de triunfos.

Que al levantar la vista ves a los campeones del 24, 28, 30 ,50 y a los 15 planteles campeones de América y que como el “Loco” Abreu explicaba alguna vez y anhelaba, que más que presión lo que provoca es los que estén el día de mañana ahí lo estén viendo a él. Nunca mejor explicada la definición del “fuego sagrado”.




 Parte de la dinastía Forlán – Corazzo, 3 generaciones sucesivas  campeones de América.

   Es por eso que no extraña que lleguen a existir dinastías como la de los Forlán – Corazzo, única familia con tres generaciones sucesivas de campeones continentales a través de Juan Carlos Corazzo, campeón como técnico el 1959 y 1967, Pablo Forlán como jugador el 1967 y ahora Diego Forlán el 2011.

O que existan jugadores como Luis Suárez que son una demencia, que creen que son más rápidos que el rival, más fuertes, más técnicos, más vivos, simplemente mejores. Lo que conlleva a tener una fuerza mental fuera de lo común. Nunca fue ver para creer, sino todo lo contrario.




 Dupla de temer, el remate de Forlán y la demencia de Suarez.

   Por eso, no importa que dos o tres representantes de jugadores controlen todo y sean dueños de los “pases” de toda la liga, que los estadios se caigan a pedazos, que no haya una infraestructura adecuada y que su liga sea sumamente pobre, no importa.

Van a seguir siendo líderes en exportación de  jugadores de fútbol, tal como lo son con la carne y aún más, porque es un activo que no tiene por donde extinguirse, no hay como matarlo a diferencia de las vacas.

   Entonces me preguntan, ¿porqué el éxito de Uruguay?

  Es simple. Es por que lo hacen con amor, del más puro y verdadero.

    Por todo ello, un gran respeto se merece la celeste gloriosa..

   Aunque sea un gigante herido.





EUROLATINNEWS
Copyright:
Este artículo y su contenido no puede ser utilizado sin el consentimiento de EUROLATINNEWS
 
F A C E B O O K
T W I T T E R
CP Producciones TV
Contactos.
Phone: +46 70 244 05 23
Email: info@eurolatinnews.com
Email Director: enrique.guzman@eurolatinnews.com
Email Editor: carlos.palestro@eurolatinnews.com Online contact form »