Análisis:



PROTESTAS POR FALTA DE ALIMENTOS AGITAN A CHILE EN CUARENTENA



Por Enrique Guzmán de Acevedo





SANTIAGO DE CHILE (EUROLATINNEWS) - Chile despertó particularmente agitado este comienzo de semana por manifestaciones contra la falta de alimentos en los sectores más desamparados, recordando el estallido social de octubre pasado cuando millones de chilenos protestaron en las calles del país contra la injusticia socio-económica y la corrupción política, judicial, policial y militar.

Las protestas surgieron sorpresivamente en medio de un estricto Toque de Queda Nacional (22h00 a 05h00) y de una serie de Cuarentenas Obligatorias decretadas en distintas ciudades, especialmente en Santiago, donde ocho millones de personas quedaron privadas de libertad en el mayor confinamiento establecido en el país desde el inicio de la pandemia.

Las manifestaciones más impactantes se registraron en la Comuna de El Bosque, en el sector Sur de Santiago, con enardecidos vecinos reclamando por la carencia de alimentos y la falta de trabajo, haciendo caso omiso a una obligada cuarentena iniciada tres días antes.

Hubo enfrentamientos con la policía, que debió utilizar carros lanza-agua y bombas lacrimógenas, como última medida para controlar a un centenar de jóvenes manifestantes.

En Valparaíso, Quilpue , Villa Alemana y Viña del Mar (130 km. de Santiago) también hubo protestas, menos importantes pero igual de impactantes por las voces de rabia contenida, impotencia y desesperación de gente humilde y desamparada que en estos días de pandemia y encierro no tiene que comer porque perdieron sus trabajos o no pueden trabajar para financiar el alimento del día, debido a las limitaciones de circulación y la ausencia de clientes para vender lo poco que venden en las calles o mercados de la región.

Las protestas surgieron como un relámpago al día siguiente de una intervención del presidente derechista Sebastian Piñera por Cadena Nacional, en la que anunció sin ocultar su orgullo una ayuda “psiquiátrica” para los ciudadanas más afectados por las consecuencias de la pandemia, la habilitación de nuevas residencias sanitarias -para tratar de amortiguar el colapso- y la distribución de 2,5 millones de cajas de mercaderías a 2,5 millones de las familias más desamparadas del país, en una campaña que bautizó nada menos que... “Alimentos para Chile”. Estas cajas tendrán 17 productos alimenticios básicos y artículos de aseo, por un total de 35.000 pesos (unos 45 dólares).

Pero, en su discurso el presidente no dijo, cómo, cuándo ni dónde se haría esta distribución, y fue ese detalle el que hizo estallar la agitación social de los más pobres del país, que no se cansan de reclamar justicia social, alimentos y trabajo.

“Tenemos hambre. Hay abuelitos que mueren en nuestras poblaciones de hambruna, falta de medicamentos o carencia de atención médica. No tenemos trabajo ni sustento estable. La gente acumula rabia y esta rabia acumulada tiene que estallar.

Hay gente contaminada que igual sale a buscar trabajo para la comida del día a día”, es la queja resumida de estos pobladores que se sienten abandonados por el poder político. Se llamen Maria, Julia, Pedro, Juan o Diego....da igual. Tienen el rostro del hambre y la desesperación.

Los incidentes de Santiago, surgidos después de una convocatoria en una población de El Bosque a las 07HOO de la mañana del lunes 18 de Mayo 2020, provocaron algunos detenidos pero no se informó de heridos, al igual como ocurrió en Valparaíso, donde desde las 05H00 de la madrugada hubo largas filas de gente desesperada por informarse “donde retirar las cajas de comida”.

En Viña del Mar hubo mil personas esperando su turno para informarse, pero solo se distribuyeron 80 números de...atención.

Salieron de tal atención sin comida y con la misma desesperación.

“Estamos desesperados, por saber cómo y dónde recibiremos las cajas de comida. Dicen qué hay mercadería para nosotros, pero parece mentira. Nadie informa nada. Es una burla, un engaño”, gritaba Josefa Ríos ante periodistas y fotógrafos, apretando de la mano a su pequeña hija de ocho añitos que poco y nada entendía desde el fondo de su humilde inocencia.

Pero, como la voz salvadora, como un amigo en el cambio, surgió repentinamente de nuevo en las pantallas de la televisión y en las ondas de radio, la voz y presencia del presidente de la República, para dar respuesta a estos inquietos pobladores poco convencidos de las promesas presidenciales.

Intentó silenciar las voces de protestas, respondiendo a las quejas con...urgentes promesas, pero no dijo mucho para no enturbiar más la desesperada espera de los más desamparados que reclaman el amparo oficial.

Lo anunciado ayer (domingo 17) es un “apoyo”, un “alivio” para los chilenos más desfavorecidos. “Pido comprensión y tranquilidad”, afirmó Piñera antes de indicar que la distribución de las cajas de alimentos se hará “directamente a las casas” de las familias más necesitadas del país, para que las personas “no salgan de sus casas, para evitar contagios”.

“Comprendemos la necesidad de entregar con urgencia” estas cajas, subrayó antes de rematar expresando la esperanza de “finalizar la entrega este fin de semana o a comienzos de la próxima”.

Poco antes, el Intendente de la Región Metropolitana de Santiago, Felipe Guevara, había dicho que se haría en “este mes” la distribución de alimentos a los sectores más pobres del país, adelantando la probabilidad de extender en una semana más la cuarentena actual de los casi ocho millones de residentes en la capital.

Debido al aumento de contagios, el gobierno debió cambiar su estrategia de lucha contra el virus, provocando un quiebre en la forma en la que estaba enfrentando las causas sanitarias de la denominada “guerra” contra la pandemia -que en dos meses ha provocado en Chile 46.059 contaminados y 478 muertes-, endureciendo las medidas de prevención, aplicando una “tolerancia cero” sobre quienes no respeten la cuarentena ni el toque de queda.

El gobierno de Piñera fue sometido en octubre pasado al potente grito de la calle enardecida por una montaña de injusticias socio-económicas y de múltiples casos de corrupción, viéndose obligado a negociar un acuerdo de paz con la oposición centro-izquierdista, inclinándose a regañadientes a la organización en 2020 -programado para el 25 de octubre- de un plebiscito convocado por el pueblo, para reemplazar la Constitución heredada de la dictadura militar (1973-1990).

Chile sigue hoy navegando por turbulentas aguas, sin que el desprestigiado poder político pueda calmar la furia de un pueblo herido que exige justicia para amortiguar las grandes desigualdades socio-económicas de un país que hasta septiembre del 2019 era un (falso) ejemplo de progreso en America Latina.



EUROLATINNEWS Copyright:
Estos artículos y su contenidos no puede ser utilizado sin el consentimiento de EUROLATINNEWS

 
F A C E B O O K
T W I T T E R
CP Producciones TV
Contactos.
Phone: +46 70 244 05 23
Email: redaccion@eurolatinnews.com
Email Director: enrique.guzman@eurolatinnews.com
Email Editor: carlosp@eurolatinnews.com