Literatura:

   LITERATURA MUNDIAL LLORA LA MUERTE DE DOS GRANDES AUTORES            






Robert CARTIER-SARANDÓN




MADRID (EUROLATINNEWS) – En menos de 24 horas, la literatura mundial perdió a dos grandes autores, el uruguayo Eduardo Galeano, que en su magna obra defendió las reivindicaciones del tercer mundo latinoamericano, y el alemán Günter Grass, que nunca mostró un real arrepentimiento de su pasado nazi, cuando formó parte  de las unidades de protección y choque (SS) del Partido Nazi Hitleriano.

   Dos pasados, dos obras y dos vidas muy diferentes, que silenciaron su andar el mismo día 13 de abril 2015, a escasas tres horas de diferencia, aunque a miles de kilómetros de distancia: uno murió en su natal Montevideo y el otro en un hospital de Lübeck, ciudad alemana en la que residía.

   Sus obras son inmortales y perdurarán en el tiempo y en las aulas del mundo donde desde hace años forman parte de los planes de estudio, esencialmente aquellas “Venas abiertas de América Latina”, una cruda radiografía socio-política de la región que Galeano publicó en 1971 y que ha sido traducida en más de 20 idiomas. Pero también escribió “Memoria del fuego” y un libro sobre fútbol (“El fútbol a sol y sombra”), deporte  al que le otorgaba una especial importancia porque –según él- en Uruguay cada niño nace gritando “¡Gollllllllllll…!

 Nacido el 3 de septiembre de 1940 en Montevideo, pasó por una serie de oficios  (mensajero, peón en una fábrica, cobrador, taquígrafo, cajero de banco diagramador y futbolista frustrado) antes de convertirse en escritor, periodista y cronista del semanario “Marcha” y del diario “Época”.

Al ser perseguido por la dictadura militar uruguaya, se radicó en Buenos Aires, donde  dirigió  la revista político-cultural “Crisis”, pero en 1976 debió partir a un nuevo exilio, esta vez en España, debido a la llegada al poder de facto de los militares argentinos. España se transformó en el trampolín internacional de su carrera, de la mano de “Las venas abiertas de América Latina”.

   Arrastraba desde hacía muchos años problemas de salud que, incluso, lo habían llevado a ser intervenido quirúrgicamente  y a recibir en España tratamiento de quimioterapia, tras  el cáncer de pulmón que se le había sido diagnosticado en 2007. Con algunos altibajos, continuó presente en el ámbito literario hasta cuatro días antes de su fallecimiento, a los 74 años, cuando tuvo que ser hospitalizado de urgencia en Montevideo, sin que los esfuerzos médicos pudieran vencer a la muerte.    El autor uruguayo dejó dos libros inéditos, uno de los cuales “Mujeres”, una antología sobre el tema del género, será lanzado al comercio en los próximos meses por la editorial Siglo XXI.





   Günter Grass, Premio Nobel 1999, murió el mismo día, a los 87 años, en Alemania, cuyas autoridades de Gobierno se confesaron “profundamente afectadas” por tan sensible pérdida.
    Así como ocurrió en el caso de Galeano, el autor de “El tambor de hojalata” –novela que tiene algo del “realismo mágico” latinoamericano de Gabriel García Márquez- también tuvo en los últimos años varias alertas sobre su salud, debiendo ser hospitalizado en 2012 en Hamburgo.

En esa ocasión, el escritor Juan Goytisolo aprovechó para defender al autor alemán de las críticas internacionales que recibía por sus polémicas opiniones, que agitaban las olas de la literatura, esencialmente después de que Grass reconociera, en 2006 en su primera autobiografía (“Pelando la cebolla”)  que en su juventud formó parte de las SS Nazis. Asimismo, nunca ocultó sus críticas en contra de la política de Israel, Estado al que acusaba de "poner en riesgo la paz mundial". Siempre estuvo en una posición incómoda para muchos, pues nunca demostró un real arrepentimiento de su pasado nazi y se opuso abiertamente a la unificación de las alemanias.

   La confesión de su paso por las tropas de Adolf Hitler agitó nuevamente al mundo, con las protestas que provocó un homenaje por sus 80 años organizado hace siete años por las autoridades de Gdansk, la ciudad polaca en la que nació el autor alemán, que antaño había sido incluso espiado por agentes de la ex República Democrática Alemana. También en su tiempo hizo noticia al condenar las “tareas de espionaje” de Estados Unidos y alimentó nuevamente la polémica internacional al defender la “libertad de expresión” en Rusia.

   El año pasado, debido a su delicado estado de salud, el escritor había reconocido que le resultaba” imposible concebir” una nueva novela, confesión que permitió a los analistas cerrar desde ya las estadísticas de una trayectoria literaria que incluyó grandes obras, como  “El tambor de hojalata”, “Pelando la cebolla”, “El gato y el ratón” y “El rodaballo”, que le permitieron ganar el Nobel, el Premio Príncipe de Asturias y otros galardones




EUROLATINNEWS Copyright:
Estos artículos y su contenidos no puede ser utilizado sin el consentimiento de EUROLATINNEWS

 
F A C E B O O K
T W I T T E R
CP Producciones TV
Contactos.
Phone: +46 70 244 05 23
Email: redaccion@eurolatinnews.com
Email Director: enrique.guzman@eurolatinnews.com
Email Editor: carlos.palestro@eurolatinnews.com