Libros:




"JUNKIE" MÁS FAMOSA DEL MUNDO EDITA OTRO DESGARRADOR LIBRO

Paola SANDOVAL, Corresponsal en Europa




PARIS (EUROLATINNEWS) - Christiane Vera Felscherinow, más conocida como Christiane F., una adolescente alemana adicta a la heroína que se hizo famosa a nivel mundial por su libro autobiográfico acerca de niños drogadictos, acaba de publicar un segundo y desgarrador volumen sobre su dramática vida.

"Yo, Christiane F.: la vida, a pesar de todo", fue editado en medio de una serie de interrogantes sobre su destino, pues muchos lectores de su primer libro se preguntaban si ella seguiría con vida. A sus 51 años, la niña drogadicta está con vida, pero sufre de hepatitis C y cirrosis hepática.

"Christiane F. , 13 años , prostituta drogada" -como se titula el primer libro, editado por la revista alemana Stern-, se convirtió en 1978 en un comentado "best-seller" por la desgarradora descripción de la lucha de Christiane contra la adicción, durante su tierna adolescencia. Tras el éxito literario, su historia llegó al cine.

"He intentado dejar las drogas con varios periodos de total abstinencia. No he podido. No sé cuánto tiempo me queda de vida. No me preguntes. No puedo. Muchas veces me he quedado con las ganas de que llegue ese momento. Pero aún así ¿quién habría pensado que yo iba llegar alguna vez a tener 51 años", precisa a EUROLATINNEWS la propia Christiane durante la presentación de su libro en París.

"Siempre he abrazado la vida, contrariamente a lo que muchos puedan pensar. Por eso, jamas llegué a una sobredosis ni llegué a exponerme a estar al borde de la muerte", añade.

Christian F. (Hamburgo, 20 de mayo de 1962) tuvo una infancia infeliz. Se trasladó a Berlín en 1968 con sus padres y su hermana más joven. La madre sufría abusos por parte del padre, por lo que terminaron separándose. La hermana pequeña pasó a vivir con su padre y su amante, mientras que Christiane se quedó con su madre.

Vivió en un principio en el distrito municipal de Kreuzberg y después en el distrito municipal de Neukölln. Pero fue en el barrio de Gropiusstadt donde Christiane comenzó a verse envuelta en asuntos de drogas a través de su grupo de amigos. En 1974, a los 12 años de edad, comenzó a fumar cannabis y a consumir medicamentos como Valium, Mandrix y también LSD.




En 1975, con 13 años, Christiane empezó a frecuentar el Sound, la discoteca de moda por aquel entonces en Berlín. Allí conoció a Detlef, el que sería su futuro novio, cuando una nueva droga comenzaba a circular en la escena de berlinesa.

Era la heroína, más conocida como "H". Aunque era muy temida por su alto poder adictivo y por el alto riesgo de mortalidad, todos los amigos de Christiane acabaron volviéndose adictos a ella, incluso Detlef.

Christiane consumió la heroína inhalada la primera vez después de asistir a un concierto de David Bowie, estrella musical y adicto confeso de la heroína, quien sin querer se benefició del éxito de la película sobre Christiane para saltar al estrellato.

Tiempo después, en unos baños públicos de la Estación Berlin Zoologischer Garten, ella se inyectaba la droga junto a otros niños, introduciéndose poco a poco en el consumo de heroína, necesitando cada vez más dosis diarias para calmar su dependencia.

A medida que se volvía más adicta, Christiane, con 14 años, como todos sus amigos, empezó a prostituirse en la Estación del Zoo para comprar heroína. La propia Christiane relata que, al principio seleccionaba a sus clientes y que se limitaba a masturbarlos o praticarles sexo oral.

Pero al surgir la necesidad de inyectarse droga tres veces al día, Christiane pasó a aceptar a cualquier tipo de cliente y a practicar sexo dentro de los coches. La práctica de la prostitución duró desde 1976 hasta 1977, cuando fue detenida y acusada de tráfico y consumo de drogas.

Durante su juicio en el tribunal de infancia y juventud, los periodistas Kai Hermann y Horst Hieck quedaron impresionados con su declaración sobre la adicción y le propusieron una entrevista que, al final, duró varios meses y sirvió de base para el famoso libro Wir Kinder vom Bahnhof Zoo.

El libro tuvo éxito y fue publicado en varios países. En España se publicó con el título Yo, Christiasne F. - hijos de la droga. Con la publicación del libro, Christiane adquirió fama mundial e incluso pasó un tiempo "limpia", asegurando estar desenganchada de las drogas. Pero en 1983, la policía la detuvo en el apartamento de un traficante en Berlín. En esta época concedió una entrevista a la revista alemana Stern, confesando que nunca había abandonado realmente la heroína.

La mayoría de los amigos de Christiane fallecieron víctimas de la heroína, entre ellos su amiga Babsi con 14 años, la víctima más joven de la heroína, además de Andreas W. (Atze) que dejó una carta con consejos para los jóvenes alertando sobre el peligro de la heroína, y Axel, los dos con 17.

Christiane sobrevivió, pero nunca llegó a desengancharse completamente, pese a lograrlo durante periodos de tiempo. A los 45 años, tomaba varios medicamentos, pasaba regularmente por sesiones, intentos y terapias para abandonar el hábito que no han tenido buenos resultados.

Ahora tiene hepatitis C y problemas circulatorios. Después de haber afirmado que debido a sus problemas circulatorios ella puede tener una grave crisis, los médicos han dicho que su estado es delicado. En diciembre de 2005, el servicio público de salud alemán registró dos ingresos de la paciente.

En 2011 la detuvieron por última vez cuando la policía le decomisó una pequeña cantidad de heroína en la maleta. Estaba a punto de tomar un tren en una estación de Berlín.

Hoy, treinta y cinco años después de su primer exitoso libro, Christiane se desnuda nuevamente ante el público para revelar con mayor lucidez detalles de como fue la época más lúgubre de su vida. Confiesa que ésta milagrosamente viva. El segundo volumen de la biografía de Christiane F. , está co-escrito con la periodista alemana Sonja Vukovic.

El libro ya fue estrella en la Feria Internacional del libro de Frankfurt-2013 y tras ser lanzado comercialmente en Alemania, fue presetado en Francia por la editorial Flammarion, quien ya vendió para el 2014 los derechos a Japón, Brasil y Estados Unidos, entre otros países.

"Aunque parezca mentira, no entiendo como pasó todo en aquella epoca (del primer libro). Yo era menor de edad. Cuando lo escribimos con Horst y Kai (los periodistas de Stern) en mi habitación, nadie en mi familia nunca llegó a ver lo que estaba pasando.

Nunca mis padres estuvieron a mi lado cuando dije todo. Me arrepiento de haberles dejado tan mal. Actué con mi temperamento de entonces, de adolescente. Mi pobre padre quedó ridiculizado. Hoy, soy consciente de todo esto", confiesa Christiane.




Tal vez para hacer un mea culpa también, Christiane describe en este nuevo libro desde la cima la desesperación de la familia Felscherinow, por ella.

En la última escena del libro, ella juega con otros niños en una cantera de piedra caliza. También se ve que beben vino tinto y fuman hachis. No muy atrás, de fondo algunos niños está inyectándose heroína. La terrible infancia robada. Un relato de vidas que cambiaron a una Alemania dividida por el Muro.

Traducido a 18 idiomas, se vendieron 5 millones de copias en todo el mundo . La vida de Christiane nunca volvería a ser como antes luego de convertirse en un personaje best-seller.

En Alemania, el libro incluso se hizo lectura obligatoria en las escuelas , como un ejemplo de lo que pasa cuando se juega con las drogas. Christiane asegura que con cierto miedo siguió su vida entonces con mucha ingenuidad y franqueza.

Hoy Christiane F. vive en Berlín. Es una empresaria que vive de sus derechos de autor, y que ha creado una ONG para ayudar a los jóvenes que caen en las garras de la drogadicción.



(EUROLATINNEWS)
 
F A C E B O O K
T W I T T E R
CP Producciones TV
Contactos.
Phone: +46 70 244 05 23
Email: info@eurolatinnews.com
Email Director: enrique.guzman@eurolatinnews.com
Email Editor: carlos.palestro@eurolatinnews.com Online contact form »