Turismo:

CHANTILLY, CAPITAL ECUESTRE Y DEL BUEN VIVIR FRANCÉS






Paola SANDOVAL, corresponsal en Europa




CHANTILLY, Francia (EUROLATINNEWS) - La principesca ciudad de Chantilly, famosa por su castillo, que alberga en su interior las prestigiosas colecciones del Museo Condé, conocida por su crema batida y por sus actividades ecuestres reclamadas por los profesionales de todo el globo, hoy desvela una nueva perla, el Hotel Dolce Chantilly, ubicado en medio de un entorno idílico, donde se prestigia el concepto del "buen vivir" francés.

“Si bien el hotel existe desde hace unos años (2008), se acaba de renovar en su totalidad y estamos trabajando con un equipo apasionado en los fogones para ofrecer una propuesta redonda y convivial, dentro del concepto del arte de recibir y saber-hacer francés. Una propuesta para hombres de negocios, celebridades, turistas, y gente de vacaciones en general“, dijo a EUROLATINNEWS el chef Dorian Wicart.




Añade sonriente: “tengo que confesar que habiendo trabajado en restaurantes emblemáticos de París (la Tour d’Argent, le Warwick, etc) y siendo amante de los productos naturales, en la región que nos encontramos abundan por todos lados los bellos productos.

Mis proveedores son los productores locales. Contamos con un panadero que trabaja sólo para nosotros, tengo que decir que esto es un lujo y todo eso se traduce luego de por sí en una cocina fabulosa, auténtica, aromática y sabrosa”.




Líderes en los Estados Unidos, Dolce Hotels and Resorts se fundó con la visión de crear ambientes inspiradores que reúnan a las personas. Desde su implantación en 1981 hasta ser considerada una empresa líder en la gestión de la hospitalidad, con 4.000 empleados que trabajan en 23 establecimientos de todo el mundo.

Dolce Chantilly posee 200 habitaciones, 4 restaurantes de distinto concepto, salones de convenciones, boutique de souvenirs, business center, gimnasio, piscinas exterior e interior, sauna, hamman, 18 hoyos de golf propio en medio de un remanso paradisíaco con pequeñas lagunas, donde rebosan el verdor y los pájaros cantando a lo largo de todo el día. “Tenemos un cuadro magnífico natural, que buscamos complementar con hermosos productos en la mesa, y con un menú franco y con toque de modernidad. Nuestra carta varía cada semana y según los productos de la estación en las que nos encontremos.

Es primordial la convivialidad, comer es una celebración. Por ejemplo, en San Valentín, elaboramos un menú a compartir, ello llevó a las parejas a socializar aún más, el compartir y deleitarse es importante”, precisa Wicart durante la degustación de un impecable foie gras con fresas y emulsión de ruibarbo ideada por él para su estrenada carta semanal. En sus orígenes, Chantilly sólo era un castillo. Enrique III de Borbón-Condé convirtió Chantilly en parroquia en 1692 para los criados que debían alojarse en la propia localidad. Su nieto, Luis IV Enrique de Borbón-Condé, es el auténtico fundador de la ciudad, de la que hace que se trace una primera planta.






El Castillo de Chantilly, construido por los Montmorency y luego residencia de los Condé y por último de Enrique de Orleans (duque de Aumale), quinto hijo de Luis Felipe I de Francia, quién lo donó al Instituto de Francia. El castillo tiene unos famosos establos. Resaltan también el Museo Condé en el castillo y los Grandes Establos (Museo Vivo del Caballo).

El Pabellón de Manse y sus máquinas hidráulicas. A orillas de la Nonette, en el centro de Chantilly, el Pabellón de Manse se construyó a finales del siglo XVII para albergar una máquina hidráulica contemporánea de la máquina de Marly. Su función era extraer el agua de una fuente, elevarla para llenar un depósito a cielo abierto y desde allí distribuirla a los estanques, fuentes, cascadas y surtidores que adornaban el jardín del Gran Condé, primo del rey Luis XIV de Francia, diseñado por Le Nôtre. Tras la Primera Guerra Mundial, el Mariscal Joffre instaló su Estado Mayor en Chantilly. La principal fuente de ingresos de la localidad es el turismo: conocida por su gran masa forestal (que forma parte del parque natural regional Oise-Pays de France) que agrupa los bosques de Chantilly, de Ermenonville, bosque del Lys y de Halatte. Los bosques son escenario, en temporada, de caza a caballo con perros. En el año 2004 se disputó el Campeonato Mundial de Polo, torneo que fue ganado por la selección brasileña. Además en su hipódromo tienen lugar -entre otras importantes carreras hípicas- el codiciado Premio del Jockey Club y el Premio de Diane, Chantilly y sus alrededores son el hogar del mayor centro de formación las carreras de caballos en Francia.




“Nos encontramos en una ciudad llena de historia y elegancia y eso se tiene que extrapolar también a nivel gastronómico. Lo que sí quiero resaltar es que si bien nuestra cocina es elaborada y de alta gama sigue siendo accesible a diverso público. Queremos también que exista vida en Dolce Chantilly, hemos reinventado el bar con una propuesta de tapas y cocktails, con gente joven que entra y sale. Se realizan atractivas propuestas, como un "show cooking" delante del comensal, concepto que hemos elaborado en conjunto con Pierre Mickael Paris, mi brazo derecho en la repostería, para que la persona descubra cómo se elabora su plato”, precisa.

"Tengo en mente un menú para jugadores de golf que puede ser un consomé de arvejas y una ensalada generosa adornada de gambas, para un jugador de polo o jockeys un salmón semi ahumado y a la plancha, luego una suprema de pollo acompañada de langostinos”, agrega.

Por su lado el chef pastelero Pierre Mickael Paris afirma que “para rematar esos menús, en el caso del jugador del golf yo propongo unas fresas con ruibarbo y un sorbete de limón, y para los profesionales del caballo, una crema al limón con chocolate blanco y unas finas y pequeñas magdalenas. Jamás trabajamos con productos que estén fuera de la estación, si es periodo de fresas elaboramos una serie de postres en base a ellas. Como estamos en Chantilly nuestro plato estrella es también la crema Chantilly, que admito con modestia logramos elaborar en su punto justo y es muy reclamada por todos los que la descubren aquí”. Si bien la crema Chantilly es la invención rey de Chantilly, la porcelana de Chantilly es una de las más antig




uas de Francia, anterior a la de Sèvres y Limoges. También es el lugar en el que se inventaron los encajes.

Sin duda, éste es una ciudad llena de naturaleza, historia y riqueza, de visita ineludible, al lado de París.

Mayores informaciones: http://www.dolcechantilly.com/



EUROLATINNEWS
Copyright:
Este artículo y su contenido no puede ser utilizado sin el consentimiento de EUROLATINNEWS
 
F A C E B O O K
T W I T T E R
CP Producciones TV
Contactos.
Phone: +46 70 244 05 23
Email: info@eurolatinnews.com
Email Director: enrique.guzman@eurolatinnews.com
Email Editor: carlos.palestro@eurolatinnews.com Online contact form »